Breve introducción

El Examen Periódico Universal (EPU) es un mecanismo que ha conllevado diversas novedades y oportunidades nunca vistas en otros mecanismos de derechos humanos. Es el primer mecanismo de derechos humanos que consigue el 100% de la participación por parte de los Estados miembros de las Naciones Unidas (ONU). Asimismo, debido a su naturaleza única, el EPU permite a la sociedad civil abogar y formar parte en la implementación de las obligaciones de derechos humanos. 

El 15 de marzo de 2006, la Asamblea General de las Naciones Unidas, en su Resolución 60/251, creó el Consejo de Derechos Humanos (CDH) al que le atribuyó el mandato de realizar “un examen periódico universal, basado en información objetiva y fidedigna, sobre el cumplimiento por cada Estado de sus obligaciones y compromisos en materia de derechos humanos de una forma que garantice la universalidad del examen y la igualdad de trato respecto de todos los Estados; el examen será un mecanismo cooperativo, basado en un diálogo interactivo, con la participación plena del país de que se trate y teniendo en consideración sus necesidades de fomento de la capacidad; dicho mecanismo complementará y no duplicará la labor de los órganos creados en virtud de tratados”.

El Examen Periódico Universal fue establecido el 18 de junio de 2007 cuando el CDH adoptó su propio conjunto de medidas de “construcción institucional” en la resolución 5/1 (A/HRC/RES/5/1). El EPU es, por lo tanto, un mecanismo perteneciente al Consejo de Derechos Humanos. El 27 de septiembre el CDH adoptó la decisión 6/102 como seguimiento a la resolución 5/1. La primera sesión del EPU tuvo lugar en abril del 2008.

La resolución 60/251, la cual fundó el CDH, también estableció que el CDH revisaría su labor y su funcionamiento 5 años después de su creación. Por consiguiente, tras su revisión, el CDH adoptó, el 12 de abril de 2011, la resolución 16/21 sobre el resultado de su revisión y el funcionamiento. Esta resolución contiene las nuevas modalidades de funcionamiento del CDH, aunque dejó pendientes diferentes asuntos en relación al segundo ciclo del EPU, como por ejemplo: el orden del examen, el horario para cada sesión del Grupo de Trabajo, la lista de oradores, las directrices generales para los tres documentos que sirven de base para el examen y los términos de referencia revisados para los Fondos de financiación. Por todo ello, el CDH, tras la adopción de la resolución 16/21, el 19 de junio de 2011, adoptó la decisión 17/119 sobre el seguimiento de la resolución 16/21 en relación al EPU. Esta decisión contiene nuevas modalidades sobre los asuntos anteriormente mencionados para el segundo y los siguientes ciclos.

Para esclarecer las prácticas existentes sobre el ejercicio y las normas que regulan los informes del Grupo de Trabajo del EPU, el 18 de septiembre de 2013, el Presidente del CDH hizo circular una carta por todas las Misiones Permanentes en Ginebra para recordar a todas ellas las normas del EPU. La carta aclaraba notablemente que todas las recomendaciones realizadas durante el EPU deben ser incluidas en el Informe del Grupo de Trabajo y que asimismo, todas ellas forman parte del resultado del examen que el Estado bajo revisión tiene que abordar. Desde entonces, la postura de dicho Presidente del CDH ha sido reconocida por los Estados en repetidas ocasiones.