Resumen de nuestro evento paralelo sobre recomendaciones de ONGs

El martes 17 de septiembre, la Fundación Friedrich Ebert y UPR Info mantuvieron un evento paralelo para el lanzamiento de la nueva publicación del Profesor Edward McMahon  "Do NGO recommendations Matter?" (disponible en inglés). 

El artículo del profesor McMahon resalta que las entregas de las organizaciones no gubernamentales (ONG) son una parte integral del EPU, y en muchos países, las ONGs están utilizando esta nueva herramienta de participación, esperando beneficiarse del sistema de Derechos Humanos de Naciones Unidas para la protección y promoción de sus derechos. El artículo también eleva las siguientes cuestiones: 1) ¿Como de importantes son realmente las recomendaciones de las ONGs en este proceso? 2) ¿merece la pena el esfuerzo de las ONGs de involucrarse en un largo y estructurado proceso? 3)¿Qué significaría la representación de las voces de las ONGs para la efectividad y legitimidad del proceso del EPU?
El debate fue moderado por el señor Felix Kirchmeier, de la oficina n Ginebra de la Friedrich Ebert Stiftung. Los panelistas incluyeron a la Embajadora Laura Dupuy-Lasserre, Representante Permanente de Uruguay en Naciones Unidads en Ginebra, Nalini Elumalai, de SUARAM; una ONG malaya y June Ray de la Sección de la Sociedad Civil en la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos (OACDH).

Este evento paralelo incluyó una presentación inicial, seguida de comentarios de los panelistas y una amplia variedad de preguntas y comentarios de los participantes en la sala.

Presentación de la publicación

El profesor McMahon comenzó resumiendo su tesis, que comprende un estudio de recomendaciones del EPU desde la perspectiva de las ONGs hasta el punto en el que las recomendaciones de las ONG se reflejaban en las recomendaciones de los Estados al Estado examinado. Examinó el nivel de impacto que las ONGs tienen realmente en el proceso del EPU. EL profesor McMahon apuntó que "sin el input de las ONGs en el proceso de las recomendaciones, el EPU sería un mecanismo más aislado, más débil y menos legitimado".
El artículo se centra en las sesiones 3 a la 13 del EPU y se basa en las recomendaciones contenidas en el resumen de la OACHD de la información que proporcionen otros interlocutores pertinentes para cada Estado examinado. Conduciendo esta investigación el Profesor McMahon utilizó la base de datos de UPR Info en UPR-Info.org. De las 6.967 recomendaciones identificadas como propuestas por ONGs en los resúmenes de la OACDH, el Profesor McMahon analizó 2.448. Professor McMahon desarrolló un sistema "match level" (escala de coincidencias) demostrando cómo de cercana era la correspondencia entre las recomendaciones de las ONGs y las de los Estados. Este nivel varía de 0-2, con 0 (no hay coincidencia), (1- coincidencia general), 2 (coincidencia específica). También desarrolló la clasificación del sistema que mostraba si las recomendaciones hechas por las ONGs 1) no tenía reflejo en el proceso del EPU; 2) tenían algún reflejo; 3)completamente reflejadas.

Los resultados del estudio son que dos tercios de las 2.448 recomendaciones de las ONGs estuvieron reflejadas algo o específicamente en las de los Estados. Concretamente, un pequeño porcentaje (27%) de las recomendaciones fueron exactamente mostradas y un 40% algo reflejadas. El Profesor McMahon por lo tanto concluye de los resultados que hay una conexión real entre las recomendaciones propuestas por las ONG y las dadas por los Estados.

Comentarios de los panelistas

La Embajadora Laura Dupuy-Lasserre anunció que las recomendaciones de las ONG sí eran relevantes para la Misión Permanente de Uruguay y que esa era la razón por la que ellos participaban en las pre-sesiones de UPR Info. Dupuy-Lasserre también enfatizó que este proceso podría funcionar mejor si las recomendaciones tuvieran una naturaleza más general. Respecto a asuntos delicados, los Estados tendrían más libertad a la hora de decidir cómo implementar recomendaciones sobre el terreno. Los Estados normalmente aceptan recomendaciones que pueden ser implementadas a corto plazo. También destacó que la clave para el proceso del EPU es el rol de las ONGs en el proceso de seguimiento.
La señora Nalini Elumalai, de SUARAM, explicó que en su opinión involucrar a las ONGs en el proceso del EPU es la forma de traer el cambio sobre el terreno. El EPU da voz a las ONGs que expresan su preocupación sobre los conflictos de derechos humanos a nivel local. A menudo, los países de origen de las ONGs y sus gobiernos no escuchan o no tienen en cuenta las preocupaciones, visiones y/o opiniones de las ONGs . La señora Nalini Elumalai también aclaró que en el proceso del EPU las ONGs pueden arrojar luz sobre temas controvertidos, a fin de crear un diálogo interactivo entre las diferentes ONGs que operan en el mismo país.

June Ray de la Sección de la Sociedad Civil del AOCDH centró su presentación en la relevancia de involucrar un espectro mucho más amplio de sociedades civiles en el proceso del EPU. Según ella, las ONGs otorgan credibilidad al proceso en sí mismo, sin embargo, aún queda mucho por hacer para facilitar el diálogo entre Gobiernos y ONGs ya que los diálogos interactivos siguen siendo problemáticos en muchos países.

Para finalizar, un amplio número de participantes también contribuyó a la discusión planteando aspectos clave tales como las represalias encaradas por las ONGs mientras participan en el EPU, el elevado número de recomendaciones hechos por Estados y la relevancia de demostrar la causalidad de la relevancia de las recomendaciones de las ONGs hechas por los Estados, además de la correlación demostrada por el estudio.

El evento paralelo fue un éxito con una gran asistencia e interacción. La importante conclusión del Profesor McMahon es que las recomendaciones de las ONGs son extremadamente necesarias en el proceso del EPU y están reflejadas en las recomendaciones de los Estados, lo cual supone un estímulo para que continúe la participación de las ONGs.