Los Estados Unidos critican a Siria por rechazar las recomendaciones hechas por ellos

El 11 de octubre, durante la adopción del informe del grupo de trabajo del EPU de Siria, los Estados Unidos tomaron la palabra para denunciar el hecho que las recomendaciones eran aceptadas o rechazadas por la delegación en función del país que las había declarado.

En el informe del grupo de trabajo sobre el examen de Siria, las recomendaciones son clasificadas en seis categorías: las que reciben el apoyo de la delegación, las que ya son puestas en marcha, las que están en proceso de ponerse en marcha, aquellas a las cuales la delegación responderá durante la 19ª sesión del Consejo de Derechos Humanos en marzo de 2012, las que no reciben su apoyo y las que no reciben su apoyo por estar basadas sobre “suposiciones o premisas incorrectas”

La quinta categoría, concerniente a las recomendaciones rechazadas, párrafo 112, contiene cuatro recomendaciones emitidas por los Estados Unidos. Su delegado intervino a fin de destacar que dos de ellas, la número 112.10 sobre las represalias contra los protestantes pacifistas, los activistas políticos y sus familias y la número 112.14 sobre la liberación de prisioneros de conciencia eran muy similares a las recomendaciones hechas particularmente por Polonia y el Reino Unido y contenidas en la categoría de recomendaciones aceptadas y ya puestas en marcha (§ 109). Concluye que estas recomendaciones han sido rechazadas porque provienen de los Estados Unidos y denuncia también la politización del proceso del EPU por parte de la delegación siriana.