La República Popular Democrática de Corea es el primero y único Estado a no haber aceptado ninguna recomendación

La República Popular Democrática de Corea (RPDC) es el primer Estado examinado en el marco del EPU de no aceptar al menos una recomendación entre las 167 recibidas. La delegación rechazó 50 recomendaciones en el Informe del Grupo de Trabajo y dejó 117 pendientes. Durante la aprobación del informe en el Consejo de Derechos Humanos, la RPDC dio respuestas generales a algunas recomendaciones, sin especificar cuáles y no mencionó ninguna recomendación aceptada. Antes de aprobar el Informe, Noruega tomó la palabra para pedir aclaraciones sobre cuales recomendaciones fueron acaptadas. Cuba respondió diciendo que la delegación tomó nota de estas 117 recomendaciones, y así se cumple plenamente con la práctica. Después de una pausa, la RPDC reiteró que toma nota de estas recomendaciones. Francia pidió entonces la palabra para explicar que su comprensión de las respuestas de la RPDC fue que ninguna recomendación fue aceptada. Al final el informe fue aprobado.