La crisis de los refugiados y el cambio climático preocupan a los Estados durante la 24 sesión del EPU

La 24ª Sesión del Grupo de Trabajo del EPU tuvo lugar los días 18-29 de enero de 2016 en el Palais des Nations en Ginebra. A lo largo de la sesión, los siguientes 14 países se sometieron a examen del segundo ciclo del EPU: Namibia, Niger, Mozambique, Estonia, Paraguay, Bélgica, Dinamarca, Palau, Somalia, Islas Seychelles, Islas Salomón, Letonia, Sierra León, y Singapur (en order de examen). Durante los 14 diálogos interactivos, un total de 2662 recomendaciones y 901 declaraciones fueron emitidas por los Estados Miembros y observadores de Naciones Unidas. Así mismo, cada Estado Examinado recibió, de media, siete preguntas por escrito anticipadas por parte de los Estados Recomendantes. Estas preguntas proporcionaron la oportunidad de preguntar a cerca del nivel de implementación de las recomendaciones emitidas durante el anterior ciclo, y de aclarar asuntos específicos relativos a los derechos humanos en cada país. 

Namibia, Dinamarca, Palau, las Islas Seychelles, Sierra León y Singapur decidieron dejar todas las recomendaciones pendientes de respuesta, con la intención de decidir a cerca de las mismas en consulta nacional con los actores interesados del proceso. Todos los Estados Examinados durante la 24 Sesión del Grupo de Trabajo deberán proporcionar una respuesta a las recomendaciones recibidas a más tardar durante la 32ª sesión del Consejo de Derechos Humanos (CDH), que se celebrará en junio de 2016.

Durante la 24ª Sesión, algunos de los Estados Examinados expresaron su preocupación por las consecuencias del cambio climático y los efectos que puede llegar a tener sobre la protección de los derechos humanos. En su discurso inicial, S.E. el Sr. Albert Kawana, Ministro de Justicia de Namibia, explicó que su país está sufriendo los estragos de una severa sequía por segundo año consecutivo, lo que ha forzado al Gobierno a desviar fondos de educación, sanidad e infraestructuras para asegurar el acceso a agua potable y saneamiento para toda la población. 

Otros Estados Examinados alegaron dificultades prácticas en términos de su capacidad real para implementar las recomendaciones. Singapur, junto con los tres estados insulares de Palau, las Islas Seychelles y las Islas Salomón, recordó los recursos limitados de que dispone y las subsecuentes limitaciones debido a su reducido territorio y pequeña población. S.E. la Sra. J. Baklai Temengil, Presidenta del Comité Nacional de Derechos Humanos de Palau, enfatizó que, "como Estado insular en desarrollo, tenemos recursos limitados para responder a estos asuntos multi-dimensionales. Instamos a los miembros del CDH a tener en cuenta estas circunstancias a la hora de emitir sus recomendaciones".

Las recomendaciones vertidas a lo largo del EPU fueron numerosas y muy variadas. Los derechos de los demandantes de asilo y de los refugiados, así como la lucha contra el racismo, la xenofobia y la islamofobia fueron los temas más recurrentes en las recomendaciones a Dinamarca y Bélgica. Estonia y Letonia recibieron varias recomendaciones para continuar reduciendo la apatridia y para trabajar por la integración de las minorías nacionales. El restablecimiento de la moratoria de la pena de muerte fue una de las recomendaciones centrales hechas a Singapur, mientras que la erradicación de la Mutilación Genital Femenina (MGF) centró la atención del examen de Sierra Leona. S.E. el Sr. Joseph Fitzgerald Kamara, Fiscal General y Ministro de Justicia de Sierra Leona, presentó los avances de su Gobierno en esta área: "desde 2011 hemos trabajado con los líderes tradicionales para sensibilizarlos en los peligros de esta práctica y para buscar formas alternativas de ingresos para los circuncisores tradicionales". Durante el examen de Somalia, los derechos del niño fueron el tema del momento: el país recibió numerosas recomendaciones para poner fin al reclutamiento de niños soldado y para ratifical el Protocolo Facultatitvo de la Convención de los Derechos del Niño sobre la Participación de los Niños en Conflictos Armados. 

La delegación de Paraguay presentó su nuevo Sistema de Monitoreo de las Recomendaciones, "SIMORE" -un instrumento software que facilita la sistematización y seguimiento de las recomendaciones internacionales en materia de derechos humanos hechas a Paraguay por parte de distintos mecanismos de derechos humanos, incluyendo las Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos-. Níger recibió numerosasa recomendaciones para levantar las reservas a la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW). Así mismo, la Delegación de Níger expresó su esperanza sobre la futura ratificación del Segundo Protocolo Facultativo del Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos para la abolición de la pena de muerte: "desafortunadamente, en ocasiones los gobiernos ven sus opciones de acción restringidas; el Gobierno ha realizado ya un intento ante la Asamblea Nacional y como gobierno democrático, estamos comprometidos a seguir intentándolo". 
 
Los esfuerzos de Mozambique por reformar su Código Penal fueron bien recibidos por los Estados Recommendantes; en particular, Dinamarca, el Reino Unido y Alemania respectivamente felicitaron a Mozambique por la legalicación del aborto, la despenalización de las relaciones entre personas del mismo sexo y por la criminalización de la violencia doméstica. Los Estados recomendaron a Mozambique que continue los esfuerzos en combatir todas las formas de discriminación contra la mujer. 

La 24ª Sesión finalizó el viernes, 29 de enero de 2016 con la adopción de los borradores de los informes de Sierra León y Singapur. El nuevo Presidente del Consejo de Derechos Humanos, S.E. Choi Kyong-lim, realizó durante su discurso de clausura unas declaraciones relativas al mecanismo del EPU y al tercer ciclo que se aproxima (2017): "Me gustaría digirir la atención al interés generado por el EPU entre la comunidad internacional, así como la importancia de este mecanismo a nivel nacional. Quisiera agradecer a todos los participantes por su espíritu constructivo a lo largo de las deliberaciones y por el respeto de las reglas fundamentates que gobiernan este mecanismo. Ello contribuye al aumento de la credibilidad del proceso del EPU y asegura el éxito del segundo ciclo. Deberíamos ser conscientes de qué y cómo queremos preparar de cara al tercer ciclo: invito a todas las delegaciones a que utilicen la oportunidad, a lo largo del próximo mes, de reflexionar sobre cómo mejorar este mecanismo". 
 
El Grupo de Trabajo del EPU se reunirá de nuevo para su 25ª Sesión en Mayo de 2016.