El Reino Unido, Noruega, Polonia y Japón refutan la decisión de Siria de considerar sus recomendaciones como ya puestas en marcha

El martes 11 de octubre, el Reino Unido, Noruega, Polonia y Japón tomaron la palabra durante la adopción del informe del Grupo de Trabajo de Siria para responder a la decisión de la delegación al considerar que sus recomendaciones han sido ya puestas en marcha.

En el informe del Grupo de Trabajo sobre el examen de Siria, las recomendaciones son clasificadas en seis categorías: las que reciben el apoyo de la delegación, las que son ya puestas en marcha, las que están en proceso de ponerse en marcha, aquellas a las cuales la delegación responderá durante la 19ª sesión del Consejo de Derechos Humanos en marzo de 2012, las que no reciben su apoyo y las que no reciben su apoyo por estar basadas "en suposiciones o premisas incorrectas”.

La segunda categoría de recomendaciones ya puestas en marcha, párrafo 109, contiene 27 recomendaciones. Diez de ellas fueron realizadas por el Reino Unido, Noruega, Polonia y Japón sobre los temas: trabajadores humanitarios, condiciones de las detenciones, liberta de opinión y de expresión y el derecho de reunión y de asociaciones pacíficas.

Durante la adopción, la troika había anunciado que la recomendación 109.6, realizada por Polonia apelando a poner término a todas las violaciones de los derechos humanos, fue desplazada del párrafo 109 al 110 que reagrupa las recomendaciones en curso de ser puestas en marcha.