El IBAHRI hace un llamamiento a una mayor participación de los profesionales legales en los mecanismos de DDHH de la ONU

El jueves 17 de marzo 2016, el Instituto de Derechos Humanos del Colegio de Abogados Internacional (IBAHRI por sus siglas en inglés) publicó un nuevo informe en el que hace un llamamiento para una mayor inclusión de las profesiones jurídicas en el Examen Periódico Universal de las Naciones Unidas (EPU), con el objetivo de maximizar el impacto del EPU sobre el terreno y asegurar que la administración de la justicia permanece al frente de la protección de los derechos humanos.

El papel del Examen Periódico Universal en la promoción de los derechos humanos dentro de la administración de la justicia, analiza 38,928 recomendaciones formuladas por los Estados en el marco del EPU entre 2008 y 2014 y aborda dos asuntos interconectados: la participación de los profesionales del Derecho en el marco de los mecanismos de derechos humanos de las Naciones Unidas y las referencias a dichos profesionales en las recomendaciones internacionales. Asimismo, el estudio realiza un análisis del papel del EPU en la promoción de los derechos humanos en el seno de la administración de la justicia en diez países.

El estudio llega a la conclusión de que solo cerca del 3% de las recomendaciones formuladas están relacionadas con la independencia de los jueces, abogados defensores y procuradores (de entre cerca de 1,3000 recomendaciones). El estudio suscita una gran inquietud en relación a este hallazgo: por un lado, la administración de justicia tiene un impacto en la realización de todos los derechos humanos. Por otro lado, los países que se enfrentan a los mayores retos en materia de administración de la justicia son los que menos atención prestan al papel de los profesionales del Derecho. Finalmente, el IBAHRI observa con preocupación que el número de recomendaciones sobre la independencia de abogados defensores, fiscales y jueces ha ido en descenso desde la 7ª sesión del EPU.
 
Igualmente, el estudio no encontró ninguna información acerca de la implementación de casi el 40 por ciento de las recomendaciones orientadas a la acción, y concluye que el monitoreo se centró en el número de recomendaciones implementadas más que en el impacto real de éstas en la administración de la justicia.

Como se señala en el estudio, el papel de los profesionales del Derecho en la protección de los derechos humanos, así como la necesidad de una protección específica que tienen dichas personas fueron incluidos en la agenda internacional hace tres décadas como prioridades clave, aunque por el momento no se ha visto reflejado en las recomendaciones del EPU. A este respecto, el estudio señala dos desafíos principales: por un lado, los Estados recomendantes necesitan formular recomendaciones más específicas y orientadas a la acción, con el objetivo de identificar limitaciones en el sistema judicial; en cuanto a los Estados a Examen, el mayor desafío consiste en desarrollar un sistema de monitoreo centrado en el impacto que las medidas implementadas han tenido sobre el sistema judicial en la promoción de los derechos humanos, y en mantener un proceso de auto-evaluación del desempeño de las profesiones jurídicas.
 
El estudio enfatiza la idea de que las recomendaciones del EPU deberían estar guiadas por los Principios y Directrices Básicos de Naciones Unidas – un cuerpo de documentos de la ONU acerca del Estado de Derecho-, además de las recomendaciones emitidas por Relator Especial sobre la independencia de jueces y abogados. El IBAHRI insta aún más a los Estados a poner en marcha un sistema de seguimiento basado en los mencionados Principios y Directrices.

Tras analizar el papel jugado por el Examen Periódico Universal en la promoción de los derechos humanos en la administración de justicia, el estudio presenta una serie de recomendaciones dirigidas a los Estados Recomendantes, los Estados a Examen, los Colegios de Abogados  y de Fiscales y a la OACNUDH, con el objetivo de mejorar el mecanismo del EPU y asegurar que las recomendaciones de los estados y todo el proceso en general tienen en cuenta los estándares adecuados e incluyen a los principales agentes interesados.
 
El Nuevo estudio del IBAHRI está disponible aquí (en inglés).