EL CDH celebra un debate general sobre el EPU

Después de la adopción de los informes de la duodécima sesión del Grupo de Trabajo del Examen Periódico Universal (EPU), concluyendo el primer ciclo del EPU, el Consejo de Derechos Humanos (CDH) celebró el 16 de marzo de 2012, su debate general bajo item 6. Tanto estados miembros como estados observadores, como ONGs, debatieron varios temas del EPU, incluyendo resultados generales del primero ciclo, seguimiento bajo item 6, así como los próximos exámenes del segundo ciclo.

Primer ciclo

Como el primer ciclo terminó con una participación de 100%, la amplia mayoría de estados, como Pakistán (en nombre de la OCI), la Federación Rusa, los Estados Unidos de America (EEUU), Cuba, Bangladesh, Uruguay, Marruecos, afirmaron el éxito del primer ciclo del EPU. La Federación Rusa caraterizo el EPU como “un mecanismo único”, y sostuvieron que la eficacia es guarantizada por la participación universal y voluntaria de los estados, así como el diálogo depoliticalizado y constructivo llevado a cabo en el marco del mecanismo. Además, EEUU afirmó el éxito global del EPU, y sostuvó que el mecanismo ha motivado a las partes interesadas en cada país, y ha augmentado la implicación de la sociedad civil. Por otro lado, Pakistán, aunque reconoció el éxito del EPU, expresó su preocupación en relación con el número aplastante de recomendaciones. Del mismo modo, los Estados Unidos manifestó su decepción en relación con los informes del grupo de trabajo de Libia y Siria, calificandolos como "un relato ficticio del estado de derechos humanos en esos paises".

Seguimiento bajo el tema 6

Muchos estados, como Moldavia, Hungría, República Checa, Uruguay, y Colombia presentaron sus alcanzos en la mejoría de la situación de derechos humanos en sus paises,y la implementación de algunas de las recomendaciones recibidas durante sus examenes, mientras que España, Costa Rica, Azerbaiyán, Eslovenia, Sudán y Portugal informaron al Consejo de la presentación de sus Mid-Term Reports (informes de evalución a medio plazo). Dinamarca, tomando la palabra en nombre de la Unión Europea (UE), alentó a la producción de planes de implementación claras, y la presentación voluntaria de informes de actividades realizadas. Además, España sugirió el intercambio de mejores prácticas del seguimiento de la implementación de recomendaciones mientras que la Organización International de la Francofonía informó al Consejo de la celebración de tres seminarios internacionales sobre el EPU y el seguimiento, y Colombia propusó la creación voluntaria por parte de todos los estados de mecanismos de seguimiento para la implementación de recomendaciones. Asimismo, el Consejo de Europa destacó la importancia de la implementación, y feliticó a la Oficina del Alto Comisionado, así como la República de Moldovia y Georgia, por haber organizada talleres del EPU sobre el fortalecimiento de la implementación nacional de recomendaciones. Por último, Marruecos declaró que un tercio de 1,4 millions de dolares del Fondo Voluntario fue aportado por si mismo, y destacó, junto con la República de Corea, la necesidad para asistencia financial y tecnica en el proceso de la implementación, desde que, como se argumenta más tarde, la implementación requiere tiempo, recursos, y compromiso.

Segundo ciclo

Muchas de las declaraciones hechas por Estados y ONGs se centraron sobre el tema de las recomendaciones. Argelia, tomando la palabra en nombre de 40 paises, informó al Consejo de su compromiso de mostrar comedido con respecto al número de recomendaciones, a un maximo de dos por estado. En lo que respecta a la calidad de las recomendaciones, los mismos paises se comprometieron a presentar recomendaciones "precisas, prácticas, constructivas, con miras al futuro y aplicables", y apoyaron la agrupación de recomendaciones idénticas, asi ayudando a los estados en la gestión del alto volumen de recomendaciones recibidas. Dinamarca, en nombre de la UE, expresó su apoyo a los esfuerzos hechos para que las recomendaciones fueran pertinentes, significativos, y útiles mientras que el Servicio Internacional para los Derechos Humanos también propusó que las recomendaciones deberían ser “SMART” – especificas, medibles, alcanzables, realistas y finitos al tiempo. Juntos Acción Canadá para la población y Desarrollo, destacaron la importancia de no desatender las recomendaciones rechazadas en el segundo ciclo. Además, Verein Sudwind Entwicklungspolitik sugió que el examen debería centrarse más sobre los temas que no son incluidos en los tratos, mientras que Dinamarca (en nombre de la UE) argumentó que el Consejo debe mantenerse flexible para tratar nuevos temas cuando se presenten.

Ultimamente, muchos paises, como el EEUU, Cuba, Marruecos, y Dinamarca (en nombre de la UE), elogiaron nuevas modalidades del segundo ciclo, como el incremento de la lista interlocutores, un papel más fuerte de las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos, y el uso de video conferencia para permitir una participación desde el terreno.