Debate General del EPU: Polémica sobre los resúmenes de prensa de la OACDH, y la Evolución del proceso del EPU

Después de la adopción de los informes de la decimotercera sesión del Grupo de Trabajo del Examen Periódico Universal (EPU), el Consejo de Derechos Humanos (CDH) celebró su debate general habitual bajo el tema 6, el 21 de septiembre de 2012. Tanto Estados miembros como Estados observadores, además de ONGs, debatieron varios temas, incluyendo la publicación de resúmenes de prensa del EPU, la importancia de la implementación de recomendaciones y el seguimiento, la participación de la sociedad civil, y las nuevas modalidades del EPU.

Resúmenes de Prensa

Se hicieron fuertes críticas por parte de la Federación de Rusia, China, Ecuador, Brasil y Sri Lanka sobre la publicación de resúmenes de prensa en el sitio web de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACDH). La Federación de Rusia declaró que estos resúmenes de prensa de las discusiones del EPU eran subjetivos y selectivos, y China criticó la falta de consulta con las delegaciones interesadas y la falta de solución a este problema desde que fue planteado en la última sesión del CDH. Ecuador adoptó una posición más fuerte al cuestionar la legalidad de la publicación por parte de la OACDH de estos resúmenes, y pidió a la OACDH que cumpliera su promesa de retirar estas publicaciones de su sitio web.

En respuesta a estas críticas, Eric Tistounet, Jefe de la Subdivisión del CDH en la OACDH, explicó que los resúmenes son documentos no oficiales, y desde entonces se han trasladado a otra área del sitio web para evitar confusiones al respecto. Sr. Tistounet también defendió la objetividad de los resúmenes de prensa, y sugirió que un compromiso viable podría lograrse mediante el cambio de su lugar de nuevo y / o cambiando sus nombres.

Implementación y seguimiento

La República de Moldova, la República de Corea, Marruecos, Kuwait y Suecia, todos destacaron la importancia de la implementación de las recomendaciones por un estado bajo examen. La delegación de Chipre, hablando en nombre de la Unión Europea, destacó la necesidad de un fuerte compromiso con la implementación, y promovió los recursos disponibles para ayudar a los estados en este respecto, a saber, la prestación de asistencia bilateral para implementación que la UE ofrece, y las herramientas técnicas y de desarrollo de capacidades ofrecidas por la OACDH. Chipre, en nombre de la UE instó a los estados a utilizar estos recursos para producir un plan y un calendario para la implementación de recomendaciones. La República de Moldova también declaró que ellos han estado apoyando el segundo fondo de contribuciones voluntarias para la asistencia técnica para el seguimiento de las recomendaciones del EPU y que tienen la intención de organizar un seminario trans-regional francófono sobre el EPU a principios de 2013, en colaboración con la Organización Internacional de la Francofonía y la OACDH.

Participación de la Sociedad

Varios Estados y ONGs expresaron su opinión con respecto a la participación de la sociedad civil en el proceso del EPU. Malasia advirtió contra cualquier uso del proceso del EPU por parte de la sociedad civil como una plataforma desde la cual hacer acusaciones infundadas contra estados. Chipre, en nombre de la UE y otros, condenó represalias contra los Defensores de Derechos Humanos y de los que han cooperado con el proceso del EPU, y instó que se hiciera más para involucrar a la sociedad civil a la hora de diseñar y supervisar las medidas para la implementación de los resultados del EPU. El Servicio Internacional para los Derechos Humanos destacó varios obstáculos a la participación en el proceso del EPU que se enfrenta la sociedad civil, a saber: los errores en la adherencia a la lista de oradores designados, como en la adopción del informe final de Brasil, la ausencia de cualquier traducción de los informes del primer ciclo en los idiomas más importantes para los actores de la sociedad civil en ese estado, lo cual hace que sea difícil para estos actores hacer un seguimiento de las recomendaciones, y la escasa concienciación sobre el proceso del EPU por el riesgo y el miedo a represalias.

Novedades en el Proceso del EPU

La República de Moldova aplaudió las nuevas modalidades para la lista de oradores del estado, las cuales significan que los Estados ya no tienen que hacer cola físicamente durante varias horas para presentar su nombre a la lista. Marruecos también elogió estos cambios, pero expresó su preocupación de que los cambios en las modalidades de la lista de oradores de ONG no son muy conocidos fuera de Ginebra, y así pone a las ONG internacionales en una posición ventajosa. Chipre, en nombre de la UE, dio la bienvenida a la nueva posibilidad de participar por video.

En una declaración conjunta hecha con Conectas Direitos Humanos y el Instituto de El Cairo para Estudios de Derechos Humanos, UPR Info hizo una declaración en la que expresó su preocupación por la práctica cada vez más común de los estados que modifican o se retractan declaraciones que han hecho durante un examen del EPU, que estas ONG argumentaron, borra el gran esfuerzo que las partes interesadas inviertan en asegurar que cuestiones específicas se expresen en el proceso del EPU. Además, se expresó profunda preocupación por la práctica de un estado bajo examen que se le permita redactar el resumen de su propia declaración en el informe del grupo de trabajo. Por último, se argumentó que la práctica de restringir la presentación de una solicitud de corrección de un texto al Estado que hizo la declaración en cuestión es innecesaria y podría llevar a que se incluya inexactitudes en el documento final.

Informes a mitad de periodo y actualizaciones

En sus declaraciones Suecia y Uruguay se refirieron a los informes a mitad de periodo que se han presentado recientemente, y la República de Moldova y Marruecos expresaron su compromiso de presentar lo mismo. Además Suecia y Kuwait cada uno detalló su propio progreso en la implementación de las recomendaciones hechas en su último examen.