Compartiendo las experiencias del EPU en Dublín

El 19 de febrero tuvo lugar en Dublín una conferencia conmemorativa del décimo aniversario del Consejo de Derechos Humanos, organizada por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Comercio de Irlanda. UPR Info estuvo invitada a formar parte del panel de oradores titulado “El Examen Periódico Universal: experiencias pasadas”. Otros oradores invitados incluyeron a Ruki Fernando, defensor de derechos humanos de Sri Lanka; Anastasia Crickley, Vice-Presidenta del Comité de Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación Racial; Suzanne Egan, Directora del Centro de Derechos Humanos de la UCD; Layla de Cogan Chin, Asistente Principal del División de Igualdad del Departamento de Justicia y Equidad de Irlanda; y Deidre Duffy, Vice-Directora del Consejo Irlandés por las Libertades Civiles.

Con los logros del EPU como punto de partida, Roland Chauville, Director ejecutivo de UPR Info, explicó que el EPU ha logrado que todos los países rindan cuentas por su historial de derechos humanos frente a la comunidad internacional. Parafraseando a Ban Ki-moon, aseveró que el EPU ha conseguido iluminar “los rincones más oscuros del mundo”, asegurando que todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas se someten a revisión. Asimismo, gracias al EPU se ha conseguido sacar a colación una gran variedad de temas en cada país, incluyendo temas recientemente incorporados a las discusiones a nivel internacional y algunos temas más polémicos o disputados, como la orientación sexual y la identidad de género, empresas y derechos humanos o los derechos de las personas mayores.

A la hora de medir el impacto del EPU, Roland Chauville insistió en la importancia de prestar atención a los diferentes tipos de impacto que este mecanismo puede crear. La primera categoría se refiere a la implementación de las recomendaciones del EPU. A este respecto, UPR Info mostró, en su publicación de 2014 “Beyond Promises” (más allá de las promesas), que el 48% de las recomendaciones habían desencadenado algún tipo de acción por parte de los gobiernos a medio plazo. Algunos ejemplos concretos incluyen la reducción del número de crímenes castigados con la pena de muerte en China o el registro de 500,000 personas a través de una campaña nacional en Colombia.
Otro tipo de impactos causados por el EPU que deberían tenerse en consideración son los siguientes:
  • Cooperación entre las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) y los gobiernos: el EPU ha propiciado la oportunidad a los gobiernos y OSC de discutir asuntos de derechos humanos y enfocarlos desde el punto de vista de la cooperación;
  • Coordinación entre las OSC: el EPU ha permitido a las OSC trabajar en temáticas distintas a través de coaliciones ad hoc, redactando informes conjuntos y haciendo lobby;
  • Introducción al sistema internacional de derechos humanos: después de experimentar el EPU, numerosas OSC se han sentido más cómodas involucrándose con otros mecanismos internacionales de derechos humanos;
  • Fortalecimiento de otros mecanismos de derechos humanos: numerosas recomendaciones del EPU apuntan a la ratificación de convenciones y pactos, instan a extender invitaciones permanentes a los mecanismos especiales y a informar a los órganos de tratados.
Por otro lado, Roland Chauville se refirió a las debilidades patentes en el proceso y enumeró tres carencias principales: en primer lugar, la falta de un mecanismo de seguimiento oficial encargado de medir el nivel de implementación de las recomendaciones de los Estados. Esto ha tenido como resultado una falta de información  acerca del progreso llevado a cabo por cada Estado y ha entrañado dificultades en la identificación de asuntos urgentes de cara al siguiente ciclo. En segundo lugar, no hay una definición oficial del concepto de “no-cooperación” y no existen herramientas para trabajar en ello. Esto significa que los Estados no se enfrentan a ningún tipo de sanción cuando deciden no poner en práctica las recomendaciones aceptadas. En tercer y último lugar, las OSC carecen de ayuda, incluida asistencia financiera, para poder participar de manera significativa en el proceso de seguimiento.