Estado recomendante

Los Estados son los principales actores del EPU cuando son examinados, pero también tienen un papel importante cuando se examina a los otros Estados. En este contexto, el éxito del EPU no depende solamente del Estado examinado sino también de los Estados que realizan las recomendaciones. Una completa y activa participación por parte de la mayor parte de paises es crucial para la efectividad del mecanismo. El proceso del EPU en Ginebra se compone de varias etapas y los Estados que hacen recomendaciones deben implicarse en cada una de ellas. Pueden participar en el EPU antes de que el examen tenga lugar en Ginebra, durante la sesión del Grupo de Trabajo y después de la adopción del borrador del informe. 

El segundo ciclo se centra en el desarrollo de la situación de derechos humanos desde el último examen y en el nivel de implementación de las recomendaciones. Cada Estado que realiza recomendaciones es responsable de investigar el nivel de implementación de las recomendaciones hechas anteriormente y de pregunar al Estado examinado sobre ello. Las nuevas recomendaciones deberían estar relacionadas con aquellas hechas durante los exámenes anteriores. Si una recomendación no ha sido implementada, debería ser repetida, seguida de la frase "tal y como se recomendó anteroremnte". Todo ello es importante para asegurar que el Estado examinado rinde cuentas de sus compromisos y para fortalecer la naturaleza cíclica del EPU. Para leer más sobre este tema, vean nuestro estudio recalcando la falta de conexión entre el primer y el segundo ciclo de recomendaciones

Antes del EPU, tres documentos son puestos a disposición en la página de internet de la OACDH1: 1) el informe nacional presentado por el Estado examinado 2) la compilación de información de la ONU y 3) el resumen de la información de otros interlocutores pertinentes así como la sociedad civil. UPR Info también facilita dichos documentos en su página web, en las páginas referidas a cada uno de los 193 países miembros de las NNUU. Estos documentos están disponibles para su consulta aproximadamente seis semanas antes del examen y contienen información sobre la situación de derechos humanos, incluyendo los avances y desafíos desde el último examen. Es necesario que los Estados que quieran hacer recomendaciones lean la documentación previa con el fin de obtener un claro entendimiento de la situación de derechos humanos en los países que van a ser examinados.

Para preparar la declaración sobre el país examinado, los Estados pueden reunirse con organizaciones nacionales e internacionales de la sociedad civil para recoger información sobre la situación de derechos humanos en el país y sobre el nivel de implementación de las recomendaciones.

Los Estados también pueden asistir a las "Pre-sesiones" de UPR Info en Ginebra, Suiza. Un mes antes del examen, organizamos una reunión de una hora sobre el Estado examinado y damos la palabra a las ONGs nacionales e internacionales para informar a las Misiones Permanentes sobre la situación de derechos humanos en el país. Esto permite a los Estados recibir información de primera mano y comprehensiva sobre los países y reunirse con varias ONGs a la vez. 

Los Estados pueden, antes de la sesión del examen, presentar preguntas al Estado examinado. Estas preguntas escritas deben ser transmitidas al Estado examinado a través de la troika diez días hábiles antes del examen. Dichas preguntas escritas pueden ser una buena oportunidad para preguntar sobre el nivel de implementación de las recomendaciones hechas durante el examen anterior. 

La troika es un grupo de tres Estados miembro de las NNUU que asisten al Estado examinado. Los tres países pueden participar también en el Grupo de Trabajo al igual que el resto de Estados. Su papel consiste en: (1) recibir todas las preguntas por adelantado y transmitirlas al Estado examinado;  y (2) ayudar a preparar el informe del Grupo de Trabajo junto a la Secretaría de las NNUU y el Estado Examinado. Uno de los miembros de la troika estará a cargo de introducir la lista de recomendaciones antes de su adopción en el Grupo de Trabajo. 

El examen en el Grupo de Trabajo consiste en 3,5 horas de diálogo interactivo entre el Estado examinado y los Estados Miembros de las Naciones Unidas. En total, a este último grupo se le asignan 140 minutos. Los Estados que quieran hacer recomendaciones deben registrarse para poder tomar la palabra. Las inscripciones se abren a las 10:00 a.m. del lunes y cierran a las 6:00 p.m. del jueves de la semana anterior a la sesión del Grupo de Trabajo. La mesa de inscripciones se encuentra en el Palais des Nations y su localización se comunica a las Misiones Permanentes a través del Secretariado de la OACDH. Es importante registrarse durante estos cuatro días, de lo contrario, los Estados no podrán intervenir.

Los 140 minutos son divididos por el número de Estados interesados en tomar la palabra. Cada lista es clasificada por orden alfabético en inglés y el Presidente del CDH escoge por sorteo quien será el primer orador. A continuación, el orden de los oradores y el tiempo del que éstos dispondrán, se comunican a los Estados el mismo día. Los Estados pueden intercambiar el lugar ocupado en la lista. Aquellos que deseen retirarse de la lista tienen que informar al Secretariado al menos 30 minutos antes del comienzo del examen para permitir este último recalcular el tiempo asignado a cada delegación. Si un Estado no está presente en la sesión en el momento en que se le da la palabra, existe la posibilidad de hablar al final del examen. En cualquier caso el Secretariado de la OACDH debe ser informado.

Después del examen de un Estado en el Grupo de Trabajo, la lista de recomendaciones es finalizada por el Secretariado con la ayuda de la troika. Los Estados que hicieron recomendaciones pueden ser consultados por la troika durante las 48 horas siguientes al examen con el fin de confirmar los anunciados exactos de las recomendaciones. En la adopción de la lista, los Estados tienen una última oportunidad para verificar si sus recomendaciones han sido anotadas correctamente. Los cambios en las recomendaciones durante su adopción sólo pueden realizarse oralmente y no serán aceptados posteriormente. La adopción de la lista de recomendaciones de cada país examinado dura 30 minutos. 

El borrador final del informe, incluyendo la sección ya adoptada concerniente a las recomendaciones, es distribuida por el Secretariado de la OACDH una semana después de la sesión del Grupo de Trabajo del EPU. Los estados que hayan intervenido durante la sesión pueden notificar durante una semana, a la OACDH, los posibles errores en el resumen de su declaración escribiendo a uprstates@ohchr.org.

Durante la fase de la adopción del informe del Grupo de Trabajo, los Estados deben comprobar si el resumen de su declaración dentro del informe se refleja con precisión y si las recomendaciones que hicieron han sido incluidas de manera correcta:

- Los cambios editoriales deben realizarse durante las dos semanas siguientes a la adopción del Informe por escrito a la Secretaría (uprstates@ohchr.org).

- Los cambios a las recomendaciones solo pueden ser realizados por los Estados que las plantearon y pueden hacerse únicamente de forma oral durante la adopción del Informe del Grupo de Trabajo.

Durante la sesión del Grupo de Trabajo, los Estados que hacen recomendaciones pueden tomar la palabra para leer las declaraciones que hayan preparado. A menos que las declaraciones ya hayan sido presentadas al Secretariado de la OACDH de forma electrónica, los Estados deben traer una copia adicional para los oficiales de los servicios de la conferencia y para los intérpretes. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que las recomendaciones que no sean leídas en la sala no serán incluidas en el informe del Grupo de Trabajo.

Los Estados que hicieron recomendaciones pueden hacer uso de la palabra en la adopción del informe final del Grupo de Trabajo con varios objetivos:

- Pedir aclaraciones sobre las respuestas dadas por el Estado examinado, lamentar o expresar su preocupación respecto a la decisión de anotar alguna de las recomendaciones;

- Expresar su disconformidad cuándo el Estado examinado ha señalado como ‘ya implementada’ o ‘en proceso de implementación’ alguna recomendación:

- Animar al Estado a implementar las recomendaciones.

Los Estados que hacen las recomendaciones también pueden expresar su predisposición a auxiliar al Estado examinado en la implementación de recomendaciones específicas. 

El informe final del Grupo de Trabajo se adopta siempre en el CDH por consenso.

A través de sus embajadas, agencias de cooperación y socios locales, los Estados deberían seguir la implementación de las recomendaciones que hicieron. Cuando sea necesario y posible, debería proporcionar apoyo, financiero o técnico, al Gobierno y los otros actores como la sociedad civil en este aspecto.