El Comité Internacional de Coordinación de las Instituciones Nacionales organiza discusión sobre los órganos de Tratados y el EPU

El Comité Internacional de Coordinación (CIC) de las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos (INDH) llevó a cabo su 24ª Asamblea General, del 17 al 19 de mayo, en Ginebra, Suiza. Una de las discusiones trató sobre el compromiso de las INDH en los órganos convencionales y en el seguimiento al Examen Periódico Universal (EPU), presidida por la Sra. Florence Simbiri Jaoko de la Comisión nacional kenyana de derechos humanos y estuvo organizada en tres paneles: el primero sobre las consultas nacionales para la preparación del reporte nacional, el segundo sobre la presentación de los progresos realizados durante el segundo ciclo y finalmente sobre el seguimiento de las recomendaciones.

Con respecto a las consultas nacionales, la importancia de implicar a la sociedad civil fue remarcada por varios oradores. En este sentido, la INDH alemana compartió su experiencia sobre la formación brindada a las ONG sobre la elaboración de informes y la evaluación jurídica. El Sr. Kostelka, del Instituto International del Ombudsman, planteó la importancia del trabajo conjunto entre las INDH y el Ombudsman a fin de obtener los mejores resultados posibles sobe el proceso EPU.

En relación al segundo panel, la Sra. Tebourbi, de la Oficina del Alto Comisariado para los Derechos Humanos (OACDH), explicó que las INDH y los Estados deben trabajar de forma conjunta en el seguimiento de las recomendaciones como fue en el caso de la presentación del informe nacional. Para ella, las instituciones nacionales jugaron un rol clave promoviendo a los Estados a presentar informes de avance a fin de ilustrar el progreso de la puesta en marcha de las recomendaciones y los compromisos voluntarios.

Asimismo, la INDH alemana indicó que, a falta de recursos, una buena manera de redactar los informes seria supervisar la manera en que el Estado hace el seguimiento de la situación de los derechos humanos en el país. Haciendo esto pueden verificar si el gobierno se pronuncia sobre las cuestiones correctas y si los grupos marginalizados son incluidos.

El último punto discutido fue el seguimiento de las recomendaciones. Una gran cantidad de INDH compartieron sus experiencias sobre la manera en que los Estados deberían dar lugar a las recomendaciones:

- Nepal sugirió redactar, conjuntamente con la OACDH, una hoja de ruta para el gobierno sobre cómo poner en marcha las recomendaciones del EPU; 

- El centro danés para los derechos humanos está trabajando en una publicación sobre el EPU que contendrá una metodología para poner en marcha las recomendaciones. Con este fin invita a otras INDH a enviarle ideas y ejemplos de buenas prácticas; 

- La INDH india, que ha presentado un informe independiente, publicará otro documento durante el segundo ciclo del EPU concerniente al seguimiento de las recomendaciones; 

- La institución de Azerbaiyán ha logrado hacer conocer el proceso en el país traduciendo las recomendaciones en las lenguas locales.

Un tópico de preocupación compartido por los diferentes oradores fue la cuantiosa cantidad de recomendaciones recibidas por los Estados. En este sentido, Kenia y Jordania explicaron sus prácticas para agrupar las recomendaciones por temas claves. Kenia publicó una Carta que define la responsabilidad de cada actor en la puesta en marcha. Jordania dividió las recomendaciones según su nivel de urgencia. Con este fin, tres niveles fueron definidos: 1 - Muy urgente: cuando la misma recomendación ha sido mencionada por tres mecanismos diferentes (órganos convencionales y EPU), 2 - Urgente: cuando ha sido mencionada dos veces, 3 - No urgente: cuando ha sido mencionada una sola vez.

Finalmente, la cuestión sobre la puesta en marcha también fue abordada por Marianne Lilliebjerg, de Amnistía Internacional. Ella cree que el fortalecimiento del rol de las instituciones nacionales, adquirido durante el proceso de examen del Consejo de Derechos Humanos (el Consejo), debería ser usado para responder a las preocupaciones relacionadas con la puesta en marcha. Las dos grandes mejoras son que las INDH con status A tendrán una sección especial en el resumen de los interlocutores pertinentes y que se les dará la palabra inmediatamente después del Estado examinado durante la adopción del Documento Final en la sesión plenaria del Consejo.